Catequesis de primera comunión

Ya está completo el grupo de niños y niñas que se prepara desde este año para celebrar la primera comunión en junio de 2022. Pedimos para ellos y sus familias, igual que para el equipo de catequistas, mucho apoyo y oración de parte de toda la comunidad. El camino es tan exigente como satisfactorio, y el objetivo es que los niños estén bien preparados para celebrar ese primer e inolvidable encuentro íntimo y único con Jesús, conscientes de la grandeza del sacramento y, sobre todo, seguros de ser infinitamente amados por Dios. 

Si tienes un niño o niña con interés de prepararse también, puedes inscribirlo(a) desde ya para la siguiente catequesis, que empezará en septiembre del próximo año (2022). Sigue leyendo para ver los requisitos que pedimos a los niños y a los padres de familia. Al final encontrarás el enlace para ir al formulario de inscripción.

Requisitos para la inscripción: 

  • El niño(a) debe tener al menos 9 años cumplidos al momento de iniciar la catequesis, y estar al menos en la tercera clase. Esto indica que sabe leer bien, y entenderá los conceptos básicos de la catequesis, de modo que comprenda de qué se trata.                                                                                                                         
  • Al menos uno de los dos papás debe estar registrado como católico. El niño(a) también debe figurar como católico. Esto se gestiona en el Einwohnermeldeamt.                                                                                        
  • Presentar la partida de bautismo del niño(a). Si no se ha bautizado todavía, el bautismo tendrá lugar en algún momento durante la catequesis. Si se ha bautizado en nuestra comunidad, no hace falta pedir la partida (la emitimos nosotros mismos). Si se ha bautizado fuera de la comunidad -ya sea en Alemania o en otro país-, es necesario pedir la partida con tiempo para que llegue antes de la primera comunión.                                                                                                                                                                                                           
  • Los papás deben estar dispuestos a acompañar su niño(a) en el proceso de catequesis, no solo trayéndolo, sino también acompañándolo en el aprendizaje, haciendo juntos las tareas, hablando en casa sobre los contenidos, y dándole ejemplo de vida cristiana. Así mismo, han de comprometerse a participar de la santa misa al menos una vez al mes, y asistir a las reuniones mensuales de padres de familia, que no solo son informativas sino sobre todo formativas.